que-esta-pasando-con-netflix

¿Qué está pasando con Netflix?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Primero, ¿sabes cómo nació?

Reed Hasting es su creador, y la idea le vino a la mente cuando, luego de retrasarse en la entrega de la peli ‘Apolo 13’, que había rentado en Blockbuster —sí, justo en la infancia—, tuvo que pagar $40 dólares de penalización. Así, se preguntó cómo los amantes del cine podrían disfrutar de sus películas favoritas por tiempo ilimitado.

El éxito no fue inmediato

Netflix comenzó siendo una empresa de renta de DVDs por correo postal, que funcionó a partir de 1998. Se presenta a sí misma como “el servicio de alquiler de DVD en línea más grande del mundo”. Las primeras ganancias llegaron en 2003, nada más y nada menos que: 6.5 millones de dólares y 272 millones de dólares de facturación. Pero, sorprendentemente, fue hasta 2007 que implementó el servicio de suscripciones, que es el que ahora conocemos y usamos. Y, bueno, no sé diga el éxito que ha tenido… o al menos hasta el año pasado.

Demasiado de dónde elegir

Actualmente Netflix tiene el 50% de la cuota de mercado de los servicios streaming. Pero su problema, ahora, es que ya hay miles de plataformas para elegir, como: Prime Video, HBO Max, Apple TV, entre muchos otros. 

La competencia 

Así pues, muchas de las plataformas ‘streaming’ que compiten con Netflix son un complemento de otros servicios. Pero pagando Netflix solo obtienes Netflix. ¿Es este su problema? Además, pongámonos a pensar: si alguien con un iPhone, que tiene ya conexión a Internet con AT&T, cuenta con Amazon Prime y Play Station Plus tendrá acceso a: Amazon Video, Video Pass de Sony, Apple TV y HBO Max. ¿Dónde queda el tiempo para ver Netflix?

La monetización dentro de las aplicaciones 

Los rivales de Netflix también se monetizan dentro de la plataforma, a diferencia de esta. Por ejemplo, si buscas una película y no la tienen en Netflix, ellos te recomiendan algo parecido. Amazon, por otro lado, te dice: “no la tenemos, pero puedes pagar por ella”. Disney también monetiza dentro de Disney+: si quieres ver su última película tienes que pagar por ella, y esto le encanta a las y los suscriptores; de hecho, ‘Trolls 2’ hizo mucho dinero en streaming gracias a esto. 

El gasto de Netflix 

Aunado a esto, Netflix le pagó más de 100 millones de dólares a Shonda Rhimes, guionista y productora estadounidense, para producciones en la plataforma. Netflix empezó gastando billones en los primeros años, lo cual tenía sentido para crear un catálogo atractivo, pero el gasto en contenido no ha dejado de crecer. Además, Netflix tampoco tiene franquicias que fidelicen a sus usuarios, como Disney tiene a Marvel, Star Wars y Pixar; HBO MAX tiene al Universo DC, la saga de Harry Potter y ‘Juego de Tronos’… ¡Hasta Amazon ha comprado ‘El Señor de los Anillos’!

Los peores días en la vida de Netflix 

La caída del 37% hizo pasar a Netflix uno de sus peores días desde el 2011 y, por si fuera poco, estima perder 2 millones de suscriptores en los próximos meses. Este es el resultado de lo que pasa cuando una empresa “growth” deja de crecer. Netflix está cayendo porque tiene un crecimiento lento frente a su creciente competencia y sigue gastando demasiado dinero para crear contenido. Si Netflix no se pone las pilas, se enfrenta al destino inminente de un Blockbuster en ruinas.

¿Te quedaste con alguna duda? Pregúntanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué esperas?

Entérate de lo que pasa en el mundo de las finanzas en tan solo 5 minutos.