qué es un split

¿Qué es un Split de acciones y por qué Aeroméxico hizo uno?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Después de meses de drama, Aeroméxico anunció la semana pasada que finalizó su proceso de reestructuración bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos. ¿Cómo lo hizo? Realizó un split de acciones, una movida financiera que está súper de moda últimamente. Aquí te la explicamos. 

¿Qué es un Split? 

Es un ajustito matemático que se realiza al valor de las acciones de una compañía, sin cambiar la composición accionaria. En bonito español, eso significa que una compañía diluye el número de acciones que tiene cotizando para que cada uno de los títulos sean más baratos, pero sin sacrificar la cotización total de la empresa. 

¿Por qué alguien haría un split?

Hay ciertas empresas cuyo hype es tan alto que el valor de sus acciones está por los cielos. Tesla, Alphabet o Amazon son compañías cuyas acciones están costando cerca de $2,000 dólares, por lo que es muy difícil que nuevos inversionistas compren títulos. De hecho, hace unas semanas Amazon anunció un split de acciones de 20 por cada una, con la intención de que el precio por título pase de $2,785 dólares a unos $139 dólares.   

¿Y eso hizo Aeroméxico? 

Eso, pero al revés. En su proceso de reestructuración, Aeroméxico tuvo que realizar un split inverso. ¿Cómo se come eso? Un split inverso lo que busca es aumentar el precio de las acciones de una empresa y para eso multiplica el número total de acciones de una empresa. Mientras que un split normalito divide el número de acciones, el split inverso las multiplica. 

Una medida urgente

Como parte de la recta final de su proceso de reestructuración bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, las acciones de Aeroméxico llegaron a cotizar hasta 40 centavos en esta semana. Así que, obviamente, era necesario que sus acciones subieran de precio, por lo menos para que valieran más que una picafresa. 

Espera, espera, ¿dijimos quiebra?

Efectivamente, Aeroméxico se declaró en bancarrota bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos después del trancazo que implicó la pandemia para todas las aerolíneas del mundo. La ventaja de este capítulo es que le da la posibilidad a las empresas de hacer una reestructuración financiera sin interrumpir sus operaciones. 

¿Cómo le fue a Aeroméxico? 

Fueron 21 meses durísimos, pero finalmente la aerolínea bandera de México logró salir ayer del proceso y parece ser que lo hizo sin mayores daños. Incorporó a nuevos inversionistas a la mesa, que inyectaron capital a la aerolínea por cerca de $750 millones de dólares. Al final del proceso, Apollo Global Management se quedó con el 22.38% de la participación, Delta Air Lines tiene el 20% y el grupo de accionistas mexicanos se quedó con el 4.10%. 

¿Los planes a futuro?

Apenas dejó atrás el trago amargo y la aerolínea anunció que invertirá $5,000 millones de dólares durante los próximos cinco años para renovar su flota y comprarse 22 nuevos avioncitos durante este año, con los que llegará a un total de 147 aeronaves para finales de año.

¿Te quedaste con alguna duda? Pregúntanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué esperas?

Entérate de lo que pasa en el mundo de las finanzas en tan solo 5 minutos.