México entró en recesión

¿De verdad México entró en recesión? 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Para muchos analistas, México entró en recesión después de ver las cifras de crecimiento del último trimestre. E incluso hay otros que hasta aseguran que estamos en estanflación. ¿Cómo se come todo esto? Aquí te contamos. 

¿Cómo que México entró en recesión?

Hace unos días, el Inegi presentó el dato de cuánto creció la economía mexicana en el 2021. Aunque el 5% positivo que se consiguió el año pasado pueda sonar increíble, no fue suficiente para recuperarse de la caída de 8.2% durante el 2020. Pero eso no fue lo peor porque el último trimestre del 2021 estuvo para llorar. 

¿Qué tan fuerte estuvo el golpe?

Entre octubre y diciembre del año pasado, el PIB de México se contrajo 0.1% con respecto al trimestre anterior, lo que significa que ya son dos trimestres consecutivos en los que la economía nacional se desinfla. ¿Y eso qué? Pues que según tu primo economista, eso es lo que se necesita para llegar a la recesión técnica. 

¿Qué con esa recesión? 

Digamos que ese es el concepto con el que muchísimos economistas en todo el mundo describen la desaceleración o estancamiento de la economía de un país. Según el manual, cuando hay dos trimestres consecutivos en los que el PIB de un país disminuye, es razón suficiente para considerar que esa economía entró en recesión técnica. Ese es el caso de México, pero también países como España o Inglaterra lo vivieron durante la pandemia. 

Aunque no todos están tan de acuerdo…

Hay especialistas que aseguran que para entrar en recesión técnica se necesitan analizar más factores y no solo el crecimiento económico en dos trimestres consecutivos. Por ejemplo, Jonathan Heath, el subgobernador del Banco de México, aseguró que para asegurar que una economía está en recesión hay que tener en cuenta tres variables. 

  1. Duración: Que la caída se extienda por seis meses (dos trimestres), algo que sí está pasando en México. 
  2. Profundidad: QQue sea una caída verdadera y no solo un tropezón. Según Jonathan Heath, esto es difícil de probar con el decrecimiento del 0.1%
  3. Difusión: El derrumbe económico tiene que ser generalizado, en varios sectores de la economía. 

Pero hay quienes van más allá…

Pues ciertos analistas consideran que estamos viviendo la tormenta perfecta, llamada estanflación. ¿Eso qué es? Ni más ni menos que la combinación entre altos niveles de inflación y la falta de crecimiento económico. O sea, lloviendo sobre mojado. 

Más allá…

De que estemos en recesión o estanflación, es un hecho que la economía mexicana no tiene una gripita y tal parece que nos pegó el ómicron con todo. Entre la pandemia, la escasez de algunas partes como semiconductores, la ruptura en las cadenas de suministro y el temor a ciertas políticas nacionalistas como la reforma eléctrica, es un hecho que el PIB de México no pasa por sus años dorados. 

¿Te quedaste con alguna duda? Pregúntanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Qué esperas?

Entérate de lo que pasa en el mundo de las finanzas en tan solo 5 minutos.